Toda persona debe recordar de dónde viene, sus orígenes, su lugar de partida, debe estar agradecido y orgulloso de aquel lugar y de aquellas personas que hicieron de él/ella lo que es, que marcaron su rumbo y que hicieron posible que esta maravillosa historia comenzase. Desde lo más profundo de nuestro corazón queremos dedicar estas palabras a nuestro profesor, a nuestro amigo Rene Daubagna, que hoy a decidido poner fin a una vida profesional de más de 50 años. Deseamos que la vida te depare grandes momentos y que nos volvamos a ver. Te estaremos eternamente agradecidos. Gracias Rene.