Actualmente en la era en la que nos encontramos..la era de la información. En la que la cantidad de información fluye a través de diferentes medios y nos inunda.. En ocasiones este exceso de información, también se puede convertir en una desinformación..
Hoy intentaremos exponer un tema del que todos seguramente habréis oido hablar mucho, como es el concepto de flora bacteriana o microbiota.
Más aún en el ámbito médico, de la salud, de la ciencia este es un concepto que nos inunda por todos lados.  Todo el mundo habla de flora bacteriana, de nuestras bacterias buenas, del uso de antibióticos y del efecto sobre estas bacterias buenas para nosotros, del uso de probioticos y prebióticos..etc..
La comunidad médica y científica lleva muchos años investigando en este campo y la industria farmacéutica cada día se preocupa más de darnos efectos probióticos para compensar en muchas ocasiones el efecto que provocan el uso desmesurado de antibióticos por ejemplo.. (estudio:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22071814 ) (estudio:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26301190)

_______________________________________________________________________

Captura de pantalla 2015-12-06 a las 15.45.35

_______________________________________________________________________

 

 

Captura de pantalla 2015-12-06 a las 15.07.28

 

En un ámbito popular y coloquial, cualquiera puede pensar que un microbio es algo perjudicial y malo para nuestro organismo y para nuestra salud. Y evidentemente, no siempre es así.

Etimológicamente la palabra microbio , micro- ( muy pequeño), -bio (tiene vida).
Vidas pequeñas, diminutas, microscópicas que habitan en nuestro interior.

Nuestro organismo resulta de un mundo interior en el que conviven una amplia gama de microbios. Los científicos hablan que poseemos diez veces más de células microbianas que células humanas. Forman un ecosistema equilibrado; cada una de ellas tienen sus funciones tremendamente beneficiosas y necesarias para nuestra salud. Aunque a día de hoy desconocemos gran parte de ellas.
Este ecosistema microbiano se conoce con el nombre de microbiota.
Otro concepto intimamente relacionado con éste último es el concepto de microbioma. El microbioma, hace referencia a la carga genética de la población de microbios, es decir, los genes que controlan nuestros microbios. Los genes de nuestra microbiota son fundamentales y controlan gran parte de funciones orgánicas. Debemos de saber que poseemos 23.000 genes humanos frente a aproximadamente 8 millones de genes microbianos.

Actualmente, nuestro estilo de vida como todos sabemos ha cambiado mucho.
Evidentemente ha mejorado en muchos aspectos, pero quizás a un precio demasiado alto.
Nuestra higiene/limpieza, la vida en las ciudades rodeados de asfalto, edificios, aires filtrados.., nuestros cambios alimenticios, stress, sedentarismo, industrialización..

Sabemos que el genoma humano en los últimos 150.000-200.000 años ha cambiado muy poco..un 0,5%.. y nuestro ritmo y forma de vida ha cambiado demasiado en los últimos 100-200 añosY quizás, a nuestros genes les cuesta un poco más adaptarse a los cambios.

La esperanza de vida ha aumentado exponencialmente, debido sobre todo a los avances médicos sobre todo en enfermedades infecciosas y por falta de higiene.
La penicilina, los antibióticos, las vacunas,.. han evitado muchas muertes..
La mortalidad infantil se ha reducido también de forma notoria.
Por tanto, nuestra esperanza de vida se ha ido alargando debido a todos estas mejoras. Pero, quizás a un precio demasiado alto??..ya que en el equilibrio y el uso correcto de todas estas medidas está el uso adecuado.

Tenemos multitud de aspectos que influyen en nuestra microbiota. Tales como la alimentación y el uso de medicamentos tales como antiinflamatorios o antibióticos.. y nuestros microbios beneficiosos se verán influenciados negativamente por nuestros malos hábitos.

Nuestra alimentación por ejemplo en los últimos 100 años ha cambiado demasiado; demasiados azúcares refinados, grasas trans, exceso de alimentos tales como lácteos y cereales..
Todo esto influirá evidentemente en nuestro intestino y por tanto en nuestras bacterias intestinales. Un mal ambiente intestinal e inflamatorio provocará la eliminación de nuestro ecosistema de bacterias beneficiosas acompañado de una proliferación de microbios “malos”, ya que por ejemplo el alimento preferido de muchas de éstas últimas es el azúcar.

 



Captura de pantalla 2015-11-29 a las 18.32.42

 

Ésto, por tanto, provocará un desequilibrio bacteriano en nuestro intestino o también llamada disbiosis intestinal.. Y… si continuamos en la misma senda podremos llegar a conseguir intestinos pinchados (leaky gut), en donde existirán vías de penetración de diferentes patógenos al medio interno, provocando respuestas inmunitarias y situarnos en situaciones de inflamación de bajo grado (low grade inflamation). (estudio:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25066177) (estudio:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26528128) (estudio:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23325079) (estudio:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26234760)
Otro aspecto clave en nuestra microbiota es el uso desmesurado de antibióticos, sobre todo en los últimos 50 años. Esto, está provocando consecuencias importantes sobre nuestras bacterias beneficiosas. (estudio: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26596269)

 

_______________________________________________________________________

Captura de pantalla 2015-12-06 a las 15.53.20

 

_______________________________________________________________________

 

 

En resumen, nuestra microbiota se está viendo alterada debido a nuestro ritmo de vida actual, y quizás , las consecuencias puedan ser irreparables.

Ahora bien, podemos entender por tanto como este ecosistema de bacterias también pueden influir en nuestra metámera/s.

Hemos hablado anteriormente de un proceso llamado disbiosis, en el que para poder llegar a él las causas pueden ser diversas, asociadas todas ellas a nuestro ritmo de vida actual.
Esta disbiosis, caracterizada por un desequilibrio entre bacterias buenas y malas, provocará posiblemente una mala motilidad intestinal. El intestino no evacuará, no se moverá y estará duro.
La persona irá al baño cada 4-5 días. Imaginemos además que esta persona es una mujer deportista aficionada que suele salir a correr 4 o 5 días semanalmente. Esta mujer cada vez que realiza un paso de carrera, su colon duro y parado golpeará contra la fosa ilíaca donde se encuentra el psoas y éste por tanto sufrirá una irritación continua y por tanto una sensibilización.

 

 

correrlento3_1

 

Aquí hablamos de una sensibilización víscero-somática, donde la irritación del psoas y su fascia provocará una fuente de aferencias nerviosas a la médula espinal, llegando al segmento correspondiente y facilitándolo por tanto. Entrando de nuevo por tanto en el ya conocido círculo vicioso de la metámera y el segmento facilitado.

Éste, no es más que un ejemplo de una relación de las múltiples existentes entre microbiota y mal funcionamiento del colon y que éste a su vez influirá sobre nuestra metámera y aparato locomotor.