Desde nuestros inicios como estudiantes de Osteopatía comenzamos a escuchar esta frase que, hoy en día, resuena como un mantra.
Esta afirmación vino para quedarse y seguirá estando presente mientras mi motivación de “echar una mano” siga viva.
Aprendimos a sentir en nuestras propias manos que, algo siempre se puede hacer.

 

 

captura-de-pantalla-2017-01-09-a-las-11-12-08
Cada vez podíamos y podemos hacer más, y lo hacemos cada día, no contemplo el estatismo.
Al mismo tiempo, “el paciente no sabe, el terapeuta no sabe, sólo los tejidos saben…” nos recordaba R. Daubagna enfocándonos hacia una imprescindible cura de humildad.
Si cada vez podemos hacer más, y los tejidos esconden sabiduría, sería bueno comunicarse con ellos para acabar sabiendo más, ¿no creéis?.
¿Cómo hacerlo?, ¿Sabremos hacerlo?… “Solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida” Albert Einstein (1879-1955)
El saber no está solamente en el hecho de haber superado una serie de exámenes; el saber  está en la intención, en la curiosidad propia de un niño, en las ganas de hacer algo, en ser capaces de sorprendernos sin juzgar, en respetar a quién nos enseña.
Aprender constantemente para llegar a saber.
Me considero, a fecha de hoy, un microilustre macroignorante. Cada vez sé hacer más cosas, o no hacerlas intencionadamente, que también lo considero HACER. “Primum non nocere”. Hipócrates (460 a. C.- 377 a. C.)
Sé que no debe acudir a terapia quien tenga un problema; sino que debe acudir quién tenga la intención de solucionarlo.
Ahí, desde Metameraconcept (www.metameraconcept.com) ,con el permiso de nuestros pacientes, algo siempre podemos hacer.
A propósito de metámera, otra que vino para quedarse. ¡Bienvenida!
Gracias a ella, el concepto osteopático toma otro cariz. El contexto creado por Sistema Nervioso Autónomo, Metámera y Osteopatía, nos da cancha para que algo podamos hacer.
El entender las principales relaciones entre cada segmento, víscera, músculo, emoción…y demás tejidos interrelacionados…nos da calma al acercarnos a nuestros pacientes.
Poder percibir e integrar la información que nos brinda el SNAUT, es un entorno privilegiado para poder hacer algo. En nuestra escuela, EMRA (www.emraformación.es), estamos seguros de ello y así lo plasmamos en nuestra formación de Osteopatía.
Conocer mecanismos de acción de nuestro complejo a la par que lógico organismo, nos permite entender la relación fisiológica existente entre nuestros tejidos.
Entender el dolor, cómo lo percibimos en los demás, en nosotros mismos. Hablo de emoción, de su gestión, de DOLOR COMO FENÓMENO BIOPSICOSOCIAL.

 

captura-de-pantalla-2017-01-09-a-las-11-12-18
Todos mis pacientes entienden el dolor de forma diferente, lo experimentan de forma diferente, lo viven de forma diferente, lo transmiten de forma diferente… el dolor es algo personal, propio de cada uno, de cada individuo.
Entonces, ¿por qué hay tantos pacientes que “tienen lo mismo”? y…¿¿por qué ninguno se cura de igual??. ¿Se nos escapa algo?
Preguntémosle al SNAUT, algo sabe.
La visión desde la ventana de la metámera nos organiza la información, nos guía a la hora de querer entender y recrear la “película de la enfermedad” de nuestro paciente. Representa la base de un razonamiento clínico coherente y fisiológico”.
Desde el RESPETO al paciente que acude en nuestra ayuda, fluye la COMUNICACIÓN constructiva. La CONFIANZA que sobrevendrá si lucimos la EMPATÍA necesaria, será un pilar del proceso de retorno a la SALUD como estado natural del ser humano.
Actualmente vivimos en la etiqueta; “yo soy así…”, “siempre he sido…”, “nunca en mi vida…”, “ lo tengo desde siempre…” escucho hasta la saciedad estas expresiones en mi consulta…. No, no digo que estén mal, el problema radica en qué hacemos con ellas, cómo y de qué manera determinan nuestro futuro. Con demasiada frecuencia nos limitan e imposibilitan el cambio enfocado a superar “obstáculos en el camino”. Estos obstáculos son inevitables y necesarios para crecer, para autorrealizarnos. La diferencia entre éxito y fracaso no está en el problema, sino en nuestra actitud ante él. El sol no siempre quema, también nos da calor; la lluvia no siempre inunda, también alimenta la vida. Veamos a los problemas como ocasiones de mejorar algo que no va del todo bien.
Cambiar algo en nuestros hábitos diarios, ¿sirve de algo?
La Genética nos da explicación a nuestras patologías en una media de un 30%, ¿creéis que en estas condiciones podemos hacer algo?. SÍ, podemos influir en nuestro entorno, en nuestra Epigenética. ¡¡¡Podemos cambiar el SER por el ESTAR!!! El ser puede convertirnos en rígidos, carentes de flexibilidad, escasamente adaptables, acercarnos a la rotura. El estar, nos empodera, nos da protagonismo en la adaptación; recordemos que, sin ella, el género homo difícilmente llegaría a ser lo que es, EL MEJOR ADAPTADO.

 

captura-de-pantalla-2017-01-09-a-las-11-12-30
Sólo por esta losa filogenética, se me antoja que algo podemos hacer…
-“soy estreñido”: ¿no será que llevas demasiado tiempo con un intestino cuya microbiota sufre una alteración? La etiqueta de disbiosis parece más fácil de portear…
-“soy muy nervioso”: ¿no será que llevas mucho tiempo sin estar en calma? (Incluyo el nacimiento como foco de estrés) ¿Cómo va ese cortisol?, ¿Y la serotonina? Este cocktail de neurotransmisores y hormonas, al igual que la anteriormente mencionada microbiota puede ser reequilibrado y reprogramada, respectivamente.
-“nunca he sido flexible”: ¿será que estás en un estado de rigidez psicofísica permanente? ¿será que alguna parte de tu cuerpo físico simboliza la rigidez de alguna parte de tu psique?
-“lo mío no tiene cura”: ¿será que no hemos utilizado las herramientas adecuadas?, ¿será que, aún con las mejores gafas, no hemos sabido ver?, ¿será que la atmósfera de alivio sintomático bloquea nuestro verdadero potencial autosanador?
En estas fechas de excesos múltiples, nos bombardean en medios de comunicación con esas “protecciones estomacales” creando películas todopoderosas en nuestras tripitas, ¡¡vaya películas, buf!!
A diario nos recetan PPI “para toda la vida” porque la gastritis es ¡¿crónica?!. Claro, si al mínimo dolor me zampo ibuprocosas o similares, cierto es que el aparato digestivo no trabaja gratis, y antes o después nos pasa la facturita en forma de cronicidad.
Terror ante el dolor, ¡que me lo quiten ya!. No seamos tan vehemente cercenando tan perfectos mecanismos como la inflamación, se trata de escuchar, no de hacernos el sordo ante un dolor. Escuchémoslo y luego decidamos si es necesario acompañar su curso o mitigarlo con la farmacopea que proceda, que ¡¡para eso está!! Bajar el volumen del dolor creado por una crisis aguda de dolor proveniente del famoso nervio ciático es el mayor regalo que puede recibir la persona que lo sufre.
En la siguiente entrega del post detallaremos algo más…
De momento, podemos dar calma ayudando a entender el DOLOR, ¿Será verdad que el córtex cingulado anterior se puede desactivar tras entender lo que nos ocurre?
En EMRA, entendemos que “si al tocar duele, toquemos sin que duela. De esa forma desensibilizamos y podremos tocar cada vez más”.

captura-de-pantalla-2017-01-09-a-las-11-13-00

 

captura-de-pantalla-2017-01-09-a-las-11-13-11

 

captura-de-pantalla-2017-01-09-a-las-11-13-25

 

logos-escuela1

Recordemos que, a veces, no hay cosas inexplicables, a veces hay cosas que comprender… incluso que desaprender… y algo siempre podemos hacer.

Mis más sinceros deseos para que en este 2017 la HUMILDAD sea más poderosa que el ORGULLO.
Tengamos presente que la INTENCIÓN (que no es otra cosa que la distancia más corta entre dos puntos) puede ser nuestra lanzadera ideal hacia la SALUD.

 

fondo-metamera-concept