La práctica basada en la “eminencia”

/La práctica basada en la “eminencia”

La práctica basada en la “eminencia”

La práctica basada en la “eminencia”

 

Creer en uno mismo es lo que te hace falta para iniciar el camino que te llevará a conseguir lo que deseas. No hay mayor seguridad ni mayor nivel de confianza que el que te aportas a ti mismo. Si no das ese paso, si no confías en ti, no tienes nada que hacer.

Hay quien cree que si no le contratan, no le escuchan no le aplauden o no confían es porque les da vergüenza o porque a la hora de la verdad le invade el miedo escénico. Pero eso no es así. Es la falta de confianza en ti mismo lo que provoca ese miedo, esa vergüenza.

 

Si tú no crees en ti mismo no esperes que nadie más lo haga. Solo si crees en ti mismo podrás ofrecer a los demás algo en lo que creer.

 

La confianza en uno mismo es vital. Piensa en cuántas cosas has dejado de hacer por no confiar en que eras capaz, al menos, de intentarlo, cuántas oportunidades has dejado pasar, cuántos caminos sin recorrer. Sin embargo, dudas, tienes miedo, sientes complejos.

Por eso necesitas creer en ti mismo. Porque aunque lo hagan los demás, no será válido si no empiezas tu primero. De nada sirve que te digan cuanto vales si no te lo crees tu primero. Y para ello, tienes que reflexionar sobre ti y descubrirte.

 

¡Buenas noticias! Nunca es tarde para coger las riendas. Es un proceso de aprendizaje complejo, pero aprender a creer en uno mismo es posible.

Cuando los pacientes llegan a la consulta, lo hacen por muchos motivos, unos, porque vienen recomendados, otros, porque acuden casi obligados (a pesar de ello vienen) y en ocasiones, algunos, porque no encuentran solución o la que le han dado ven que no tiene sentido. Pero todos, absolutamente todos, tienen algo en común, exponen su problema y confían en nosotros.

 

Eso, según se “viva”, puede suponer una carga, una presión muy grande, sobre todo si no estamos seguros de nosotros mismos, si no confiamos en lo que somos capaces de hacer o no tenemos la suficiente humildad para hacer ver lo convencidos que estamos de lo que somos, ojo!!! que no es ego, es humildad, puesto que a mas humildad menos ego y a mas ego menos humildad.

 

Cuando Mercedes acudió a nuestro centro, vino completamente asustada, su cara era la de una persona derrumbada, que se estaba “dejando llevar” hacia el lado de la cronicidad y no miraba (ni siquiera tenía en mente) hacia la curación.

 

Me sorprendió su situación, una situación aparentemente no demasiado compleja, pero que era evidente que a ella le estaba superando.

 

A Mercedes, un año y medio atrás, un día paseando por la calle con su perro le apareció de repente un dolor en la planta del pié izquierdo, “…creí que me había pinchado con un clavo, hasta me senté en un banco a mirar la suela del zapato…” decía, desde ese día, el dolor del pié no solo no mejoró, sino que fue cada vez a más, hasta le punto que Mercedes acudía a nuestro centro apoyada en dos muletas por el dolor que tenía en el píe al apoyarlo, así llevaba un año y medio.

 

Cuando decidió acudir a que le mirasen su pié (y digo mirar, en sentido literal, pues no se cual es la razón, por la cual muchos compañeros sanitarios, dícese médicos, físios, osteópatas etc… no levantan la mirada y MIRAN eso que el paciente les quiere ENSEÑAR), ya habían pasado tres meses, aplicó la regla del “ya se pasará, habrá sido una mala pisada, y por tanto su pié estaba tremendamente afectado y con un dolor que ella describía como “agotador”.

 

Su médico, con buen criterio, lo primero que hizo fue palpar ese píe, pero el dolor a la palpación era tan grande que decidió hacer una radiografía ( la cual podéis ver aquí abajo), para ver si la causa podía ser una fisura, o algún otro “elemento” que fuese el causante de tal dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya la hemos liado!!! Ya os podéis imaginar cual fue el diagnostico, “…usted tiene un espolón calcáneo por eso le duele el pie…”, “…y que hago?…” le preguntó Mercedes a su médico, “…tiene que tomar este antiinflamatorio (Enantyum) durante 15 días y luego veremos como está…los toma, no cede y regresa. “…¿Cómo esta ese pie?…”, “…pues igual no mejoró nada…”, “…entonces te mando al traumatólogo para que te lo vea…”, le dan cita, 1 mes y medio de espera. Llega el día, “…ya he visto el informe del compañero, tiene espolón, eso sabe usted que es crónico verdad?, lo único que podemos hacer es infiltrar y si no mejora operar…”, “… bueno pues usted sabrá…”.

 

A Mercedes le infiltran el pié en tres ocasiones a lo largo de tres meses, a razón de una infiltración por mes “ayudando” dicho tratamiento con el apoyo del Enantyum, el cual no dejó de tomar en ningún momento.

 

Pasan los tres meses y de nuevo cita con el traumatólogo, “…la única solución es operar, ya que no se puede hacer más…. Mercedes con muy buen criterio decide esperar y como tiene un familiar que es enfermero, este le consigue cita con uno de los mejores traumatólogos de la zona (no es ironía, es muy buen traumatólogo).

 

“… Bueno Mercedes, pues efectivamente usted tiene un espolón calcáneo, esto suele dar mucha guerra y la intervención quirúrgica suele dar muy buenos resultados, aún así le voy a pedir una RMN…” (podéis ver la imagen debajo).

 

                      

 

“…el espolón seguramente esta haciendo daño en la fascia y esto provoca mucho dolor, lo suyo sería intentar mejorar mediante fisioterapia antes de operar…”(ya os dije que era un buen traumatólogo).

 

Por tanto, Mercedes después de casi dos años con dolor de pie y con muletas, acude a que alguien le toque el pie.

 

 

 

 

 

 

Si mercedes hubiese venido a vernos hace 15 años, nos hubiésemos quedado con la exploración del traumatólogo, siendo un médico re-conocido nadie mejor que el podría explorar un pie y saber que le ocurre y por tanto su tratamiento. Pero, acudió en un momento en el que CREEMOS EN NUESTRO TRABAJO y EN LO QUE HACEMOS, por tanto era oportuna una exploración hecha por nosotros, un pequeño resumen:

 

A la exploración:

  • CDG (centro de gravedad) anterior
  • Retropié valgo (Izq)
  • Disminución de la inclinación lateral lumbar (bilateral).
  • Bloqueo de L2-L3-L4-L5 y S.I izquierda
  • 
Hiper tono en masa lumbar
  • Test de la cometa ( fijación de S.I izq)
  • Test de Guillet + (en región ilolumbar izq)
  • Test de Downing ( ilaco posterior izq)
  • Hipertono de Piramidal (Izq)
  • Hipertono de obturadores (bilateral)
  • PG en glúteo mediano (bilateral)+++
  • Paniculosis en región lumbar baja y cresta iliaca Izq.
  • Palpación dolorosa en hueco poplíteo (Izq)
  • Palpación dolorosa en gemelos (Izq +++)
  • Palpación dolorosa en isquios (bilateral)
  • 
Dolor en canal de Hunter (Izq) y túnel del tarso izq. +++
  • Acortamiento tríceps sural +++ e isquios Izq
  • Tensión aumentada en tabiques intermusculares posteriores.
  • Tensión aumentada en tibial ant Izq.
  • Hipersensibilidad del trayecto del n. tibial y Slump test + (izq)
  • Palpación N. Baxter +++

Palpación visceral

  • Palpación dolorosa en ciego+++ y colon ascendente+++
  • Dolor a la palpación de región subcostal D e I+++
  • Asas intestinales I. Delgado dolorosas a la palpación
  • Jarricot positivo en hígado, vesícula, colon ascendente y vejiga. Usa compresa (perdida de orina)

Esclerotoma (medido por algometría)

  • Cóndilo D 6 kg
  • Cóndilo I menos de 1 kg
  • Pie D 5 kg
  • Pie I 1kg

Dermatoma

  • Dolor en pinza+++ en cara interna de muslo Izq y gemelo izq
Cara anterior de cuádriceps (bilateral)

ºC (medido por pistola de calor dérmica)

  • Pie D 33º
  • Pie I 30º
  • Rodilla D 34º
  • Rodilla I 32º
  • Rusch cutáneo positivo en lumbares (bilateral)

 

Angiotoma

  • Pulsos conservados en femoral y pedio    ( ritmo e intensidad)
  • Color ligeramente amarronado en piernas (bilateral) Iqx por varices hace 3 años en pierna izquierda.

Analítica

  • Neutrófilos: 70%
Linfocítos: 28%

Además de todo esto, que no es poco, la paciente a grandes rasgos nos cuenta que ha engordado mucho en estos dos años, pues no puede salir a andar con sus amigas (es lo único que hace por su edad y le encanta).

 

Toma medicación desde hace años para la hipertensión arterial, lleva con Eutirox 10 años, y por supuesto el Enantyum que como dice ella “…algo me hace…”.

 

Una alimentación basada en mucho lácteo, mucho cereal, legumbres y fruta, pues el pescado y la carne lo no prueba por no hacerlo.

 

Pues bien, visto todo esto, no nos parece oportuno dar un masaje en la fascia plantar izquierda y ver que pasa, tampoco nos parece mandarle a la paciente una cuña de silicona en ambos pies como tratamiento, nos parece lo siguiente y eso es lo que hicimos:

 

 

Debido a la importancia que tiene el componente vascular, decidimos intentar mejorar esa variable, mediante técnicas vasculares del miembro inferior, teniendo siempre en mente el trabajo hepático visceral por la relación que tiene a nivel vascular. Para ello además de las técnicas viscerales oportunas hepáticas le recomendamos un cambio en su alimentación reduciendo los lácteos y cereales sobre todo (poco a poco) e introducir alimentos diariamente como fruta y verdura, pescado varias veces a la semana y carne de buena calidad, todo ello sin suplementación excesiva únicamente algo para ese hígado que contenga enzimas de fase I y II para realizar un detox como toca, ya que su hígado graso lo necesita, de momento ya va bien así.

 

Lógicamente, un trabajo manual visceral en colon y demás estructuras sensibles por la relación metamérica con miembros inferiores como siempre, aquí será importante recuperar su flora y sus barreras para que nos ayude a posteriori con un trabajo de des-inflamación a través de la flora, pero eso ya llegará no la queremos saturar con tanto cambio y tanta suplementación aunque alguna cosa más llegará lógicamente.

 

Un punto importante es la variable neurológica, no nos podemos olvidar de su nervio de Baxter, y claro de ese valgo de rodilla y de pie que agudiza con ese calzado, así que, fuera ese calzado, prohibido!!! y algo de trabajo en su casa sencillo para ese valgo de rodilla y pie, dejemos de irritar a ese nervio y hagamos algo de trabajo manual en el tarso.

 

Por tanto, tenemos varios objetivos, cambiar el estado de su barriga y ayudar al hígado, mientras trabajamos la tripa para que su vascular mejore y el sistema inmune nos vaya ayudando con esa inflamación del pie (grasa, Baxter, fascia etc…). Tenemos que dirigir nuestra intención a no dejar que su valgo machaque más al nervio de Baxter por tanto, trabajo sencillo para el control motor de su valgo de rodilla y pie con un calzado adecuado por supuesto. Y como no, trabajar aquellas estructuras, tabiques, interfaces etc…que están sufriendo desde hace tiempo.

 

La cosa así planteada, ¿parece mejor que un masaje en la fascia únicamente verdad?, ojo!!! que el masaje en la fascia le viene también estupendamente.

 

Así que empezamos el trabajo con ella, hace tres meses, nos envía esta foto de su último paseo el fin de semana pasado, ala señora se había ido a Segovia a comer un cochinillo y a pasear por la ciudad!!! sin muletas!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Claro, la mujer como esta tan agradecida nos trajo un recuerdo de Segovia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya le dije que tampoco era necesario tanto agradecimiento…

 

Por tanto…

 

  1. Sé consciente de que la confianza en uno mismo se puede aprender
    • Si empiezas a aprender algo es porque confías en que puedes hacerlo
  2. Enfréntate a tu yo negativo interior
    • Enfréntate a ese autocrítico interior que tienes y reafírmate
  3. Convierte tus debilidades en fortalezas
    • Si conviertes tus debilidades en fortalezas es fácil que te encuentres con una nueva e increíble oportunidad
  4. Descubre cuál es tu verdadero potencial
    • Deshazte de esa limitación y explora cuáles son tus talentos, descubre dónde reside tu verdadero poder
  5. Conviértete en tu propio coach
    • Debes aprender a ser autosuficiente y emocionalmente independiente
  6. En tu mente, conviértete en el superhéroe que deseas ser
    • Imagina que eres lo que deseas llegar a ser, que has conseguido tus objetivos
  7. Empodérate
    • Siéntate, cierra los ojos y siente tu poder interior

 

Por cierto , le volvieron a hacer otra radiografía hace poco aun no teniendo casi dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vaya, el espolón sigue ahí…que faena.

 

Dedicado a todos nuestros alumnos, si queréis, podéis.

 

Nos espera un año maravilloso, disfrutémoslo.

 

Confiad en vosotros mismos y en lo que hacéis, acabareis montando una tienda de platos de Segovia.

 

 

 

Por | 2017-10-12T11:17:07+00:00 octubre 12th, 2017|metamera concept|Sin comentarios

Deje su comentario